SE VA LA VIDA…

Se va la vida, la vida viene.

¡Por qué mediremos el tiempo los occidentales!

En la India, por ejemplo, el tiempo es algo subjetivo. Hay muchísima gente que no sabe cuántos años tiene, simplemente porque nunca los contó, y no siente el “paso” del tiempo.

Sí, el tiempo es subjetivo. Hay ancianos de cuarenta años, y jóvenes de setenta. Es un proceso interno que en cada quien funciona según los elementos que haya acumulado a lo largo de su vida.

 

TIEMPO

 

Ente estático, regulable a voluntad.

Amo y señor de los que se le someten,

Y lo hacen culpable de sus propios fracasos.

Engañas y te engañan, permanentemente,

Las mujeres con lifting y los físicos cuánticos.

Tiempo, eres tu propia mentira.

 

ESPACIO

Hermano del tiempo. Simulador de realidades.

Eres al tiempo como la materia a la energía.

Donde ayer hubo una casa, ahora hay una laguna.

Donde ayer hubo una tumba, hoy tenemos un shopping.

 

MATERIA

 

Vibras bajo, y eres sólida.

Cuanto más vibras

Te sutilizas hasta que desapareces.

 

ENERGÍA

 

Melliza de la materia, te transmites

Como una peste contagiosa

Y – ¡Oh paradoja! – portadora de vida.

 

TOMÁ LA POSTA

 

Tomá. Te paso la posta. Hacé como hice yo, lo mejor que puedas. Es nuestra condición de humanos.

No pedimos nacer, pero ya que hemos venido al mundo, debemos dejar huella; y si en el surco abierto brota una flor, mejor.

Quizás me muera pronto; quizás falte mucho para que me muera.  Pero si bien no puedo cambiar el mundo en lo que me queda de vida, pienso que podré haber mejorado algo.

Aunque sea a mí mismo.

 

Gral. Pacheco, © 2005

Tags: , ,

This entry was posted on Tuesday, November 27th, 2012 at 5:01 pm and is filed under Ensayo poético. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply