LA TORRE

El tope

de la torre está almenado.

Es una terraza lavada por la lluvia

y secada por el viento

y por el sol.

Años de polvo pulieron sus baldosas

sin color ya.

Para llegar a la terraza

hay que subir

cuatrocientos cincuenta y siete

escalones gastados por el tiempo.

Pero son pocos los que llegan;

la mayoría

muere de infarto antes

de llegar al tope.

 

V.W. 14/10/10 – 12.15 hs.

Tags: , , ,

This entry was posted on Thursday, October 14th, 2010 at 11:22 am and is filed under Disparates. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply